Continuamos callejeando por los rincones bollulleros más coquetos… …hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento… …con sus sobresalientes galerías de arcos… …y la monumental Iglesia de santiago Apóstol… …de origen mudéjar y añadidos barrocos. Antes de salir de la población… …nos detenemos, en una última bodega… …con una arquitectura muy interesante… …un tipo de construcción con techos altos… …de madera dos aguas, y patio alrededor… …del que se distribuyen las naves. En una de ellas, con más de 50 años de antigüedad… …y enormes barriles con capacidad, para más de 30 mil litros… …elaboran vinagres de la forma más artesanal posible… …mediante el método de oxidación directa. “Todos los bocoyes que están aquí, están destapados… …y además de estar destapados… …tenemos un agujero en el centro ¿porque?… …porque buscamos que haya circulación de aire… …mientras más aireación haya, eh… …mejor trabaja la levadura, que respira como nosotros… …y que lo que hace es convertir el alcohol que tiene un vino… …en ácido acético, dando lugar al vinagre. La oxidación es muy lenta, y continuada… …y eso hace que afloren unos aromas, que son únicos”.